Recuperando sensaciones



De todos es conocida, mi afición por el whisky escocés, a raiz de los viajitos que me pegué con mi hermano por Escocia. Y la investigación de buscar nuevos sabores, Talisker, Islay, bowmore, Jura, Highland Park, Macallan, y un largo etc... pero entre ellos mi favorito es Oban. Por su situación frente al mar, el whisky toma un ligero aroma a Salmuera, que casi te hace escuchar las suaves olas del puerto de Oban.


El caso es que tanto en mi Sevilla natal como en el pueblo donde trabajo, me ha resultado imposible encontrarlo, (mentira, una vez ví una botella por 70 eurazos). El caso es que para mi 32 cumpleaños (que es este domingo) y gracias a internet conseguí un par de botellas de Oban 14 años a precio prácticamente de destilería.

Quizás me haga viejo, todavía no lo he catado, pero de lo que no me pude resistir, es de abrir una de las botellas, y oler su delicioso aroma a mar.


por cierto, un apunte curioso, la imagen de cabecera del blog, (adivinais donde es???)

.

3 comentarios:

Lala dijo...

Vaya, yo pensaba que la cabecera de tu blog era Benidorm! Jajajajaja!

Así que te gusta el güisqui! A mi no me gusta...pero no le hago ascos al café irlandes (de irlanda, ojo)

Pues espero que lo saborees, así como los 32 tacos, madurados en barricas del sur...


Un besote, y felicidades, por si no ando por aquí ese día!


Muakkksssssss!



Lala

japogo dijo...

Buena afición la del whisky. Yo ya lo cataba antes de visitar Escocia, pero hasta entonces no sabía que había diferencia entre el Blended y el Single Malt. Increíble cómo se distinguen los sabores a miel, los ahumados o los salinos.
Respecto a la foto.. estamos hablando de algún lugar cercano a la isla de Skye?

Pablo dijo...

Si, cerca se skye.
Un saludo.
Pablo