Aterrizando



La maleta ya estaba deshecha, la ropa ya ocupaba los cajones y perchas. Me faltaba por desempaquetar varias cajas, los libros, juegos para la consola, y varias cajas cuyo contenido ni me acordaba. Mientras, me tumbé unos segundos en el sofá, sobre la tela naranja que había comprado en IKEA.

Era la primera vez que vivía más de dos meses fuera de mi hogar, pero como profesor de secundaria no me quedaba otro remedio, y una mezcla de temor e incertidumbre se agolpaba en mi cabeza desde hacia un par de meses. Por una parte deseaba probarme a sí mismo y experimentar qué sería vivir en el “exilio”, dejando atrás la vida en pareja, la familia a cinco minutos, la vida en el barrio, y miles de entretenimientos, cines, exposiciones, teatro... Quizás era como una prueba, una especie de forma de empezar de cero.

Me levanté, calenté un poco de agua y preparé un té... ya terminaré de ordenar mañana.
1 Sept.08



8 comentarios:

Pablo Carbonero dijo...

editando la entrada he eliminado los tres comentarios que había por error!!!

Juan 43 dijo...

Me encanta tu casa.
No me queda claro si está en Belmez o en Sevilla.
Pero lo que me queda cristalino es que es bonita, acogedora y que te imagino poblándola de excelentes momentos.
Disfrútala con mucha salud, amigo Pablo. Y buen curso compañero.

¡ Salud !

Alvaro dijo...

Pablo, entiendo perfectamente a que te refieres en en la entrada y lo que implica mudarse a belmez, es solo que nos ha hecho mucha gracia lo del exilio.

Yo no he borrado ningún comentario de mi blog, es más, ni sabría hacerlo.

buena suerte

ALMA dijo...

Mucha suerte.
A mi también me gusta tu nueva casa, solo verla se adivina que vas a tener esa suerte.

Un beso

JIERROROJO dijo...

Los pocos comentarios que he escrito en tu blog han sido siempre borrados. En todo caso que te vaya bien el exilio. La casa esta muy bien y ademas con la guinda de la Xbox. Buena suerte ANIMALITO.

Sotto Voce dijo...

El sitio que te has buscado está muy bien.
Imagino que no importa el sitio, sino lo que uno deja y no se puede llevar...La nostalgia lógica cuando uno se aleja, aunque sea un poquito de la querida y feliz vida anterior.
Pero hoy en dia todo es cercano y fácil, y a veces los cambios vienen muy bien.
Espero que llenes esa casa de calor, y de flashes alegres!

Un besito y suerte en este curso!


SV

Anónimo dijo...

Suerte con los pupilos, ancenstros y compañeros de desembarco. El paisanaje de sierra no se parece en nada al de costa ni éste al de ciudad. Disfruta de tu hogar y llena ya de buenas viandas esos opacos armarios.Besazos

JIERROROJO dijo...

pablo, encontrastes companero de piso? bueno ya contaras, saludos desde el otro lado del globo.