Pegado a las páginas...

Mientras me recupero de la rodilla, y ando de médicos, estoy teniendo mucho tiempo para leer, ver películas, descansar...
Bueno esta entrada va de libros! si de libros!!! el último que terminé me ha tenido pegado a cada página hasta que ya no quedaban más, así que aquí vá! este ha sido:
Los renglones torcidos de Dios, un libro de Torcuato Luca de Tena.
Un libro ambientado en un manicomio, en el que ingresa una nueva paciente que dice ser una investigadora privada tras un crimen, ingresada por propia voluntad y totalmente cuerda ¿o no?... para descubrirlo tendréis que leerlo!! jeje... de lo mejorcito que me he leído últimamente.
Para documentarse bien el autor quiso conocer el problema desde dentro: ingresó en un psiquiátrico durante dieciocho días en los que convivió con enfermos mentales y se dedicó a estudiarles: sus reacciones, sus modos de pasar el tiempo… Gracias a esta experiencia en la novela ha podido desarrollar a sus personajes basándose en personas reales.

Otro libro que me ha tenido pegado a sus páginas ha sido: Brooklyn follies de Paul Auster. En este, el prota, divorciado y jubilado va a brooklyn a morir, pero allí poco a poco descubre unos personajes que irán cambiandose unos a otros, y te va contagiando página a página ganas de vivir y de conocer más de aquellos estrafalarios individuos. Todo se desarrolla en conversaciones en cafés, restaurantes, librerías... lo recomiendo!!

(Entrada dedicada a Marisa, mi consejera literaria)


6 comentarios:

marisa dijo...

Uy, eso de consejera literaria es mucha responsabilidad, jajaja! Pues la verdad es que últimamente yo también me estoy leyendo muchos libros, claro, como me pagan para eso... ;)) Nos vemos este fin de semana, llevaré brownies!

Alvaro dijo...

Que bueno es tener tiempo libre!!!

La hermandad de los lunes al sol se congratula de tenerte entre sus fieles, aunque sea sólo temporalmente.

Äfrica dijo...

Es mi gran abandono....la lectura.
Al menos la lectura de lo que yo elija.
De momento tengo lecturas obligatorias, y la verdad, echo de menos leer cosas que me apetezcan.

Pero es que al día mio estandar le faltan horas...
qué penica...


Un beso!


Äfrica

Sabor dijo...

Los dos libros me los leí hace ya algún tiempo; primero cayó en mis manos el de don Torcuato, lectura que recuerdo con un sorprendente agrado. El más reciente, hará un añito más o menos, me leí el de Auster, el único escritor que conozco que hace que lo difícil de escribir bien, resulte aparentemente una menudencia.
Saludos, Pablo.

Nikté dijo...

Al igual que Sabor, el primero lo leí ya hace mucho, del segundo no se nada. Ahora estoy detrás de uno que no encuentro en las librerías y que estoy loca por leer.
Escribir, de la Duras

Juan 43 dijo...

Tomo nota.
Ninguno de los dos los he leído, y tu me los has puesto en bandeja a lo largo de tu breve y clara presentación.

Gracias como siempre por tus estupendas sugerencias.

¡ Salud !